Vender casas de segunda mano en Cartagena es una de las operaciones que más se realizan en el sector inmobiliario. Por lo tanto, su precio siempre suele ser inferior al de la obra nueva. También asusta a muchos compradores el hecho de que algunas necesiten arreglos o reformas. 

En estas ocasiones, en Gesprocasa recomendamos reformar para vender casas de segunda mano en Cartagena y revalorizarlas. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

  • Vender casas de segunda mano en Cartagena: reformar
  • Cuidar paredes y suelos
  • Mejora la eficiencia energética y el compromiso con el medio ambiente
  • Amplía espacios
  • Cierra espacios abiertos
  • Cocina y baño, ¡imprescindibles!
  • Vender casas de segunda mano en Cartagena: reformar

    Si a los compradores les asusta reformar, a los vendedores todavía más. Solamente ven gasto, gasto y gasto… ¿Y el beneficio? Si realizas algunas obras en la vivienda, conseguirás venderla a un precio mayor. Por lo tanto, tu inversión se verá compensada con creces. Y más si sigues nuestros consejos. ¡Allá vamos!

    Cuidar paredes y suelos

    A muchas personas les parecerá una obviedad, pero algunos propietarios se descuidan en estos aspectos. Sobre todo en las casas más viejas, los suelos y las paredes tienen la marca del tiempo. Así que lo mejor es limpiar y pintar paredes. Quitar papeles en el caso de que los haya y darles tonos claros y neutros. 

    Esta misma acción se realiza con los suelos. En el caso de que estén muy mermados, también es conveniente cambiarlos por otros más sencillos. De esta manera conseguiremos un efecto parecido al del Home Staging. La primera impresión no será de una casa de segunda mano aunque no se haya realizado una reforma fuerte. 

    Mejora la eficiencia energética y el compromiso con el medio ambiente

    El Certificado de Eficiencia Energética es obligatorio en la venta de cualquier vivienda desde 2013. Tener una mejor calificación también influirá en el precio final de venta. Por lo tanto, trabaja en los elementos que te hagan conseguir mejorar tu compromiso con el medio ambiente y con la eficiencia energética. 

    Por ejemplo, puedes instalar una caldera que tenga un mejor consumo. También cuidar las ventanas, que tengan un buen aislamiento. Puedes informarte con un experto que te asesorará de los mejores cambios que puedes realizar en la vivienda para hacerla más sostenible. 

    Amplía espacios

    Los espacios diáfanos son una tendencia que ya se está convirtiendo en una forma de entender las viviendas. Esto se consigue tirando tabiques y juntando habitaciones para que creen una estancia más grande y espaciosa. Generalmente, esto se realiza en el salón y la cocina. Pero también puedes intentar prescindir de los pasillos más largos, muy comunes hace unos años en las viviendas. 

    Por supuesto, no emprendas este tipo de reformas sin contar con un profesional que haga un estudio de la vivienda y te aconseje qué puedes y qué no puedes hacer. 

    Cierra espacios abiertos

    Tanto si vives en una casa como en un piso puede que cuentes con alguna terraza, balcón, etc… Cualquier estancia cerrada es mucho más cara en el mercado que las abiertas. Concretamente, la superficie cerrada es un 80% más cara que la abierta. Esto se debe a que, de esta manera, también se amplían los espacios útiles. 

    Puedes hacerlo de diferentes formas. Convertirlos en habitaciones al uso o, por el contrario, usar la técnica de las cristaleras para dar la sensación de abierta a la estancia cerrada. Valora qué puede ir más con el estilo de la vivienda y aplícalo. 

    Cocina y baño, ¡imprescindibles!

    Estas dos habitaciones son las que más se desgastan con el paso de los años. La constante actividad con agua y otros elementos hace que los materiales se vean más mermados. Por lo tanto, si lo que buscas es una revalorización, ¡debes reformar la cocina y el baño! 

    Teniendo estas dos estancias nuevas, el aspecto de la vivienda cambiará al completo. Esto se debe a que son las únicas con elementos realmente fijos. En el resto de la casa, basta con cambiar los muebles y pintar las paredes. 

    Como ves, vender casas de segunda mano en Cartagena puede llevar algo de trabajo, ¡pero la recompensa es buena! Si quieres emprender este proceso pero te crea respeto, en Gesprocasa te ayudaremos. ¡Contáctanos y te contamos más!


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *